El hadito mosquetero

mosquetero hadaAtrapado en el tintero, un hadito mosquetero, preso por un hechicero, que le dijo: -no saldrás

Muy triste el hadito, por su situación, se puso a pensar, en una solución

-Te pido me disculpes, poderoso mago, por jugar con tus cosas y ponerme a bailar. Mi intención no fue mala, al entrar a tu casa, no quería molestarte, te quería alegrar.

Y el mago le dijo:

 -Ustedes las hadas, desordenando mis cosas, una vez más. Entran en la noche, hacen una fiesta y a mí en la mañana, me toca limpiar.

– Por favor hechicero, suéltame te lo ruego, y diré a mis amigos que te vengan a ayudar, cuidaremos tu casa, no habrá más desorden y seremos amigos, por siempre jamás.

El hechicero aceptó y con las hadas vivió, amigos se hicieron y por siempre felices juntos bailaron y se divirtieron.

El diario imaginado.

DIARIO IMAGINADO

Querido diario imaginado, eres mi amigo,  mi confidente, no puedo pensar en ti de otra manera, eres mi elaborado escape, mi esperanza de un corazón constante, de una mente introspectiva.

¿De qué otra manera podría darte una auténtica existencia, una verdadera fuerza, sino es ocultandote en las sombras de mi alma y sólo trayendo a la luz algunos pedazos de ti ?

Escribiré sobre mis fantasmas