La quejadera

LA QUEJADERA

Anuncios

Actitudes que pesan y envenenan

juicios

Dale rienda suelta una semana a sólo un par de estas actitudes, verás cómo tu cuerpo se debilita. Regálate un par de semanas minimizando al máximo estos comportamientos y verás cómo tu salud se fortalece y tu vida mejora.

(Apuntes para un experimento, aunque creo que no haré la primera parte, eso debe ser como el señor que se puso a comer solamente en McDonald’s)

Malévola

hechicera anciana

Malévola era bruja natural. No necesitaba aprender magia, ni tener una educación formal. Ella se dio cuenta que las cosas que decía tarde o temprano se manifestaban de alguna manera, sin embargo nunca se dio cuenta de la magnitud y relevancia de sus poderes.

Sus frases favoritas eran “Piensa mal y acertarás” y “Es demasiado bueno para ser verdad”

Sentencias terribles, porque lo único que atrajo a su vida fueron personas y circunstancias indeseables

Nunca fue feliz, la pobre. Nunca pudo darse cuenta.

Santísimo

 

que he hecho yoMadre mía, pero que día este …

No se han fijado que cuando uno se queja y se queja, uno atrae más situaciones calamitosas …

No sé, a veces tengo esa impresión …

Es como si uno fuera un electroimán siendo, en este caso, la electricidad los pensamientos sumados a las emociones fuertes.

A veces quejarse es como un vicio (así como las drogas, el alcohol, el juego, etcétera.) Un vicio cultural … Pero; por otro lado, si no somos críticos, la sociedad, o nosotros mismos no avanzaríamos

Que dilema, que dilema, yo me abrazaré al equilibrio en este asunto y la templanza (espero poder encontrarla) Por los momentos a cuidar las emociones, para no maltratar al corazón.

 

 

Preservar energías

MEJOR NO ABRIR LA BOCA

Hay momentos en que te das cuenta que botas demasiada energía por la boca, eso puede desgastarte mucho.

A veces, es mejor quedarse callado y hacer algo bueno por alguien o por ti, en vez de estar protestando o criticando tanto.

Drenar puede ser saludable, pero todo tiene su equilibrio.

¿Alguién ha intentado ese ejercicio de  “No quejarse por un día”? Yo lo he intentado y es muy difícil.