Que habitas en la luna

PARABLOG1

Bella Hada que habitas en la luna,

eres luz de una vida plena,

el sueño de un niño,

la llama de un anciano

La inspiración de un poeta

( Sí, a veces me pongo poético)

Anuncios

Mucha actividad

hadito-sentimiento-braga

Estos últimos días del 2016 me han venido con mucha actividad; convocaré ayuda porque quiero descansar:  ¡ Que las hadas vengan a colaborar ! por favor …

Entonces vino un hadito gordito; por tanta comida decembrina, ojalá que me ayude.

Cuidado con este visitante

EL HADITO BOXEADOR

Cuando se alinean ciertos planetas, a muchos les visita el hadito boxeador. Y sus víctimas se ponen muy belicosas y a la defensiva. Si te sientes con ganas de pelear sin razón o reaccionas de manera desproporcionada y tienes instintos agresivos, es probable que el hadito boxeador esté batiendo sus alas sobre tu nariz. Un buen remedio es comerse una torta de chocolate.

El hadito mosquetero

mosquetero hadaAtrapado en el tintero, un hadito mosquetero, preso por un hechicero, que le dijo: -no saldrás

Muy triste el hadito, por su situación, se puso a pensar, en una solución

-Te pido me disculpes, poderoso mago, por jugar con tus cosas y ponerme a bailar. Mi intención no fue mala, al entrar a tu casa, no quería molestarte, te quería alegrar.

Y el mago le dijo:

 -Ustedes las hadas, desordenando mis cosas, una vez más. Entran en la noche, hacen una fiesta y a mí en la mañana, me toca limpiar.

– Por favor hechicero, suéltame te lo ruego, y diré a mis amigos que te vengan a ayudar, cuidaremos tu casa, no habrá más desorden y seremos amigos, por siempre jamás.

El hechicero aceptó y con las hadas vivió, amigos se hicieron y por siempre felices juntos bailaron y se divirtieron.

Esperar

la dulce espera

Esperar puede ser hermoso y también provechoso.

Todo depende de ti ¿Tienes un buen libro? ¿Un cuaderno para dibujar y anotar tus ideas? Todo depende de ti.

Puedes gritar, patalear, indignarte, andar molesto… Pero tú, si lo deseas, tienes la opción de aprovechar tu tiempo.

Y cuando la persona que te hizo esperar llegue corriendo y con mil excusas, tú puedes sonreír y decir: “Gracias porque me regalaste un tiempo para mí”

… Y respira profundo 😉