La otra noche

Cuando nadie me observaba, creo que definitivamente tengo que comprarme una varita de director de orquesta para esos días especiales de música.

Ya llevo varios directores de orquesta dibujados 😉

Anuncios