Gabriel García Márquez

No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad
En el texto: El amor y otros demonios