Pero por el amor de Dios

PENSATIVO CON CORBATA

Pensando, pensando, pensando y nada. Que mente. Dicen que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, la mente se supone que era una herramienta y termina convirtiéndose en nuestra dueña. Hay que luchar

Anuncios