Pero por el amor de Dios

PENSATIVO CON CORBATA

Pensando, pensando, pensando y nada. Que mente. Dicen que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, la mente se supone que era una herramienta y termina convirtiéndose en nuestra dueña. Hay que luchar

Anuncios

Un comentario sobre “Pero por el amor de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s