Cuando me amargo

CHANDELIER

Me pongo muy silencioso y camino por ahí como si fuera un vampiro fantasma con un rostro solemne y frío. Claro todo es parte de un pequeño show que he pulido durante años de práctica. Gracias a Dios siempre el espectáculo termina con una buena carcajada y entonces se disipan las sombras espectrales del alma.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuando me amargo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s