El hombre del paraguas

HOMBRE DEL PARAGUASÉl siempre salía con su paraguas, siempre, siempre, siempre y nunca llovía.

Pero el día en que se le olvidó la sombrilla, ese día sí llovió. Quedando así demostrado que cuando te toca, te toca.

Recordemos viejos tiempos (Los abuelos de la nada – Mil horas)

“… Loco, estás mojado, ya no te quiero”

Anuncios